La Abuela ahorradora

PAGA A LOS HIJOS: COMO EMPEZAR, CUANTO DAR Y POR QUÉ


“Recursos escasos, necesidades ilimitadas”

¿POR QUÉ DAR UNA PAGA A TU HIJO?

Tu hijo/a está haciéndose mayor sí, aunque sé que te cuesta verlo. En la medida que vamos creciendo y avanzando en nuestra vida, vamos adquiriendo responsabilidades. Y el dinero es una de ellas.

Bien es sabido que vivimos en un mundo exigente, dónde los niños y adolescentes cada vez tienen más posesiones porque como padres queremos complacerles en la medida que nuestro bolsillo nos lo permita.

Está claro que tú como padre/madre cubres todas las necesidades de tu retoño. No obstante,  él o ella necesitan aprender el valor del dinero y el esfuerzo que requiere obtenerlo.  A esto lo denominamos Educación Financiera.

¿CÓMO EMPEZAR?

¿Tu hijo/a es AHORRADOR O DERROCHADOR? A edades tempranas podemos identificar las tendencias de nuestros hijos.  

Si tu hijo es DERROCHADOR, una paga le ayudará a aprender a administrarse. Cómo señalaba en la cabecera de este artículo, sus necesidades son ilimitadas pero sus recursos (la paga) son escasos. Por tanto, le estarás dando la responsabilidad de elegir.

Si por el contrario tu hijo es AHORRADOR, estará demostrando más resistencia o autocontrol a los “caramelitos” que nos proporciona el mercado. De igual modo, estarás introduciendo a tu hijo/a en la cultura del esfuerzo.

Sea como sea, podemos empezar desde pequeños con una cantidad simbólica que les permita comprar cosas de poco valor como una bolsa de “chuches”.

A vuestra elección dejamos si “la paga” debe darse porque sí, por buen comportamiento, buenas notas, o a cambio de colaboración en tareas (como por ejemplo, como recompensa por ayudar en las tareas del hogar).

¿CUÁNTO DINERO DAR?

Determinar la cantidad de dinero es algo muy relativo. Dependerá de muchos factores. Los ingresos del hogar, la frecuencia de la paga, la edad, cuántos hijos tenéis, el grado de responsabilidad que consideras que tiene tu retoño y los gastos que pueda tener que también van a depender de la edad.

Recuerdas cuando tu madre o tu padre te decía eso de: ¿Pero tú que te crees, que soy  el Banco de España?

Pues bien, en este caso sí que debes ser tú el banco para tus hijos. Ya que deberás establecer cuáles van a ser sus ingresos y, además, “LAS PAGAS EXTRA”. Vamos, las pagas que nos dan las abuelas y abuelos durante el año 😉

Joven Economista. Valenciana de cuna. Experta en nada. Observadora en todo. Admiradora de las abuelas y los abuelos, sabios y eternos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *