La Abuela ahorradora

En el bolsillo de mi Abuela te mostramos claves para ahorrar y mejorar nuestra economía. Son muchas las pequeñas cosas que podemos cambiar en nuestros hábitos  que pueden conseguir grandes resultados en cuanto a nuestras finanzas. En nuestra web te ofrecemos pequeños trucos, consejos y mucho más para que al fin consigas ahorrar. Marca cuál es tu meta y crea el hábito de ahorro que necesitas, verás que aquello que parecía imposible lo estás consiguiendo.

  • La Abuela ahorradora

    PAGA A LOS HIJOS: COMO EMPEZAR, CUANTO DAR Y POR QUÉ


    “Recursos escasos, necesidades ilimitadas”

    ¿POR QUÉ DAR UNA PAGA A TU HIJO?

    Tu hijo/a está haciéndose mayor sí, aunque sé que te cuesta verlo. En la medida que vamos creciendo y avanzando en nuestra vida, vamos adquiriendo responsabilidades. Y el dinero es una de ellas.

    Bien es sabido que vivimos en un mundo exigente, dónde los niños y adolescentes cada vez tienen más posesiones porque como padres queremos complacerles en la medida que nuestro bolsillo nos lo permita.

    Está claro que tú como padre/madre cubres todas las necesidades de tu retoño. No obstante,  él o ella necesitan aprender el valor del dinero y el esfuerzo que requiere obtenerlo.  A esto lo denominamos Educación Financiera.

    ¿CÓMO EMPEZAR?

    ¿Tu hijo/a es AHORRADOR O DERROCHADOR? A edades tempranas podemos identificar las tendencias de nuestros hijos.  

    Si tu hijo es DERROCHADOR, una paga le ayudará a aprender a administrarse. Cómo señalaba en la cabecera de este artículo, sus necesidades son ilimitadas pero sus recursos (la paga) son escasos. Por tanto, le estarás dando la responsabilidad de elegir.

    Si por el contrario tu hijo es AHORRADOR, estará demostrando más resistencia o autocontrol a los “caramelitos” que nos proporciona el mercado. De igual modo, estarás introduciendo a tu hijo/a en la cultura del esfuerzo.

    Sea como sea, podemos empezar desde pequeños con una cantidad simbólica que les permita comprar cosas de poco valor como una bolsa de “chuches”.

    A vuestra elección dejamos si “la paga” debe darse porque sí, por buen comportamiento, buenas notas, o a cambio de colaboración en tareas (como por ejemplo, como recompensa por ayudar en las tareas del hogar).

    ¿CUÁNTO DINERO DAR?

    Determinar la cantidad de dinero es algo muy relativo. Dependerá de muchos factores. Los ingresos del hogar, la frecuencia de la paga, la edad, cuántos hijos tenéis, el grado de responsabilidad que consideras que tiene tu retoño y los gastos que pueda tener que también van a depender de la edad.

    Recuerdas cuando tu madre o tu padre te decía eso de: ¿Pero tú que te crees, que soy  el Banco de España?

    Pues bien, en este caso sí que debes ser tú el banco para tus hijos. Ya que deberás establecer cuáles van a ser sus ingresos y, además, “LAS PAGAS EXTRA”. Vamos, las pagas que nos dan las abuelas y abuelos durante el año 😉

  • La Abuela ahorradora

    PRIMEROS PASOS PARA AHORRAR ESTE 2019

    Del dicho de nuestras abuelas “No dejes para mañana lo que puedas hacer hoy”, llega “No dejes para mañana lo que puedas AHORRAR HOY”.

    En el frenesí de este mundo consumista en el que vivimos solemos olvidarnos de ahorrar o, más bien, nos auto-engañamos. Frases como: “Bueno me lo compro, el mes que viene ahorraré…”; “Trabajo mucho, me merezco un capricho”, nos hacen posponer continuamente el ahorro.

    Créeme cuando te digo que siempre llegará algún imprevisto o excusa que nos lo volverá a impedir.

    Pues bien, hoy te presento unas pautas básicas que te pueden parecer evidentes pero que muchas veces pasamos por alto, o no le damos la importancia que merecen. Pero te aseguro que harán que, por fin, este 2019 puedas ahorrar y no desfallecer en el intento.

    • EL ESQUELETO DE NUESTRA ECONOMÍA.

    El PRIMER PASO será hacerle una radiografía a la estructura de nuestra economía. Es decir, cuánto dinero se nos va en gastos fijos (hipoteca, alquiler, comunidad, impuestos, comida…), y cuanto se nos va en gastos variables (ocio, ropa…).

    • UN OBJETIVO REALISTA.

    SEGUNDO PASO. Una vez sabemos en qué se nos va el dinero, tendrás que establecer una cantidad objetivo de ahorro a principio de cada mes.

    No cometas el error de ahorrar si te sobra algo a final de mes (te lo digo por experiencia), porque nunca llegarás a tu objetivo.

    Debe ser una cantidad realista, acorde a tu nivel de ingresos. Lo ideal sería poder llegar a ahorrar un 20% de tu sueldo. Pero calma, no te agobies, vayamos poco a poco…

    Si eres mileurista raso y tienes muchos gastos de los que denominamos fijos, te recomiendo que empieces a ahorrar una cantidad pequeña de dinero, unos 20 o 30 € al mes.

    • ¿DONDE LO GUARDO?

    Una vez establecida la cantidad de dinero que quieres/puedes ahorrar, envíala a otra cuenta dedicada exclusivamente a tus ahorros o apártala de forma que no la toques.

    Otra alternativa interesante es contratar un plan de ahorro en tu entidad bancaria o tu aseguradora de confianza. En él podrás realizar aportaciones mensuales que van desde los 30€/mes.

    La ventaja principal de los planes de ahorro es su flexibilidad. Puedes paralizar y/o recuperar el dinero en cualquier momento si lo necesitas sin penalizaciones. Otra ventaja es que, por poco que sea, te generará intereses.

    • LA REGLA DEL 50/30/20.

    Muchos economistas somos afines a la regla 50/20/30. Consiste en emplear el 50% de tu salario en los gastos más esenciales, el 20% a tus ahorros y el 30% a gastos personales.

    Con esta regla quedarán atendidas tus obligaciones, satisfechas tus necesidades y cubierto tu futuro.