La Abuela ahorradora

5 MALOS HÁBITOS QUE AFECTAN A TUS FINANZAS

De la misma forma que nuestros hábitos alimenticios y de actividad física condicionan nuestro estado de salud, existen hábitos que afectan directamente al estado de nuestras finanzas.

El control de nuestras finanzas no requiere de ningún doctorado, pero sí de disciplina.

Hoy vamos a hablar de los principales hábitos que merman nuestras finanzas. Así que empecemos por el principio:

  • ¿Qué es un hábito? La respuesta a esta pregunta te la sabes perfectamente, pero vamos a recordarla:

Un hábito es una conducta que repetimos tantas veces que se vuelve automática.

A mi parecer, el estado de mis finanzas no depende exactamente de mis ingresos. Sino que depende básicamente de dos aspectos clave: mis hábitos y mi nivel de cultura financiera.

¿Por qué digo que no depende de mi nivel de ingresos?

Pues porque en algunos momentos de mi vida he tenido mayor nivel de ingresos que en otros y, en cambio, el estado de mis finanzas ha sido más precario. ¿Por qué? Porque no estaba tomando el control de mis finanzas.

Por tanto, la ecuación es sencilla:

Cultura financiera + buenas prácticas = Finanzas saneadas

Si tenemos objetivos personales en nuestra vida, que todos los tenemos, nuestras finanzas van a ser una de las herramientas que vamos a necesitar para conseguirlos.

Por esta razón, tener malos hábitos nos va a dificultar la consecución de los mismos.

Vayamos pues a hacer un repaso de los cinco malos hábitos más famosos:
  • El control de nuestros gastos.

Es una tarea sencilla de llevar a cabo pero que a muchos les cuesta. No saber en qué se nos va el dinero es un lastre en nuestras finanzas.

Para conocer el estado real de nuestra economía, es esencial que seamos conscientes por dónde se nos va el dinero. O como diría la Abuela, cuantos agujeros tiene tu bolsillo.

Para ello, dispones de multitud de aplicaciones que monitorizan tus ingresos/gastos. Y si eres más de papel y lápiz, aquí tienes la plantilla de la Abuela.

  • Eres un NINI FINANCIERO, ni ahorras ni inviertes.

Dejar el ahorro para después se traduce en dejarlo para nunca. Todos estaremos de acuerdo en que hay mucho gasto para tan poco ingreso. 

Peeeero (porque siempre hay un pero) es cuestión de organizarse. Tras conocer el estado de nuestras finanzas, sabremos en qué partidas podemos reducir/suprimir el gasto. Existen muchos gastos de los que denominamos Gastos hormiga. Los gastos hormiga son pequeños gastos que no son realmente necesarios y que realizamos casi a diario y de forma prácticamente inconsciente.

Ahora que ya conocemos por donde se nos va el dinero, es hora de establecer un objetivo de ahorro realista.

NOTA: Apartar la cantidad que hemos decidido ahorrar en otra cuenta a principio de cada mes, nada más ingresar la nómina.

Y tan importante como ahorrar es invertir y poner a trabajar nuestro dinero. Te recomiendo que, para empezar, no inviertas más del 10% de tus ahorros.

  • ¿Tienes el sindrome de «compritis»?

¿Eres comprador compulsivo? A veces nos cuesta diferenciar entre necesidad y antojo. Las tarjetas de crédito son muy golosas, pásate a una de débito y tu bolsillo te lo agradecerá 😉

  • No vives dentro de tus posibilidades.

Vivimos por encima de nuestras posibilidades cuando gastamos más de lo que ingresamos. ¿Y cómo soportamos este nivel de vida? A través del apalancamiento (préstamos personales, tarjetas de crédito, refinanciaciones, compras a plazos…)

  • La pereza.

La pereza es uno de los pecados capitales con los que más convivimos.

¿Qué bien se esta cuando se esta bien, ¿verdad? A todos nos gusta quedarnos en nuestra zona de confort.

Quizá lo mejor está ahí fuera, pero preferimos quedarnos quietos. Y aplicamos el famoso refrán: «Más vale malo conocido que bueno por conocer».

Y en esta lucha interior refranera, yo te voy a decir:

¡EL QUE NO ARRIESGA NO GANA!

Joven Economista. Valenciana de cuna. Experta en nada. Observadora en todo. Admiradora de las abuelas y los abuelos, sabios y eternos.

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *